S. Francisco de Borja

Un santo de la Alta arcurnia

Aunque de niño fue muy piadoso y deseó convertirse en monje, su familia lo mandó a la corte del emperador Carlos I de España y V de Alemania. Allí destacaría, acompañando al emperador en sus campañas y casándose con una noble portuguesa, Eleanor de Castro Melo e Menezes. Llegó a ser «gran privado» del emperador y caballerizo de la emperatriz.

Sus verdaderos intereses fueron otros, sin embargo. Cuando su padre murió, el nuevo Duque de Gandía se retiró a su tierra natal y llevaría, con su familia, una vida entregada puramente a la fe. Por esos tiempos entró en contacto con jesuitas: los Padres Pedro Fabro y Araoz. Así fue madurando su deseo de ayudar económicamente a la Orden fundada por Ignacio de Loyola, sobre todo después de hacer los Ejercicios Espirituales. Fue un gran bienhechor del Colegio Romano y fundó el Colegio Jesuíta de Gandía, el primero en recibir alumnos seglares.

Hijo de Juan II de Borja (3º Duque de Gandia) y Juana, hija ésta de Alonso de Aragón, hijo natural de Fernando el Católico (Fernando II de Aragón) y por lo tanto hermano natural de Juana I de Castilla. En los últimos días de Juana I de Castilla (Juana la loca), Francisco de Borja le dio apoyo espiritual en Tordesillas.
Su decisión referente a la oración alteró la concepción ignaciana al respecto, hasta que en el siglo XX se volvió a la práctica primigenia. Llevó a la práctica la resolución de la CG II de convocar las Congregaciones de Procuradores, que demostró ser una medida muy acertada. Bajo su administración la obra misionera se incrementó y fue próspera. La Compañía fundó nuevas misiones en Florida, México y Perú. Se incrementó la penetración en Brasil. Sugirió a Pío V la creación de la Congregación para la Propagación de la Fe.

Francisco de Borja fue canonizado en 1671, por el papa Clemente X. Su onomástica se celebra el 3 de octubre. Es el patrón de la ciudad que le vio nacer, Gandía, y las fiestas patronales en su honor se celebran entre finales de septiembre y su onomástica. Con motivo del V Centenario de su nacimiento, se ha creado un patronato para promover la figura de este insigne religioso. En él encontramos como presidente de honor al rey Don Juan Carlos I. Entre los múltiples actos previstos se celebrará un Simposio Internacional con reconocidos expertos y un concierto de música de la época a cargo de Jordi Savall.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s