Así se preparaba el Capitulo general el año 2010

Inicio del mensaje reenviado:

Roma (Agencia Fides) – El miércoles, 8 de septiembre se abre en Roma, el XXXV Capítulo General de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada (OMI) que tendrá como tema la conversión. Como escribe en su informe sobre la situación de la Congregación, (on line en Omiworld), el saliente Superior General, P. William Steckling, quien ha dirigido los Oblatos por 12 años, “el tema de nuestro Capítulo no es, sorprendente, la misión, sino la conversión. Centrados en la persona de Jesucristo, fuente de nuestra misión, nos comprometemos a una profunda conversión, personal y comunitaria”. De hecho el camino precapitular ha sido guiado por el lema: “Conversión: un corazón nuevo – un espíritu nuevo – una nueva misión”. La reunión Intercapitular de Sudáfrica 2007 condujo a este tema, recuerda el P. Steckling: en la Congregación de hecho, se sentía un consenso creciente sobre nuestra identidad como misioneros Oblatos. “El único elemento que faltaba era un cambio del corazón. Nos hemos dado cuenta que todo nuestro estilo de vida como misioneros tenía que cambiar, con el fin de poder vivir juntos con más armonía, ser más constantes en la oración y la reflexión y, solo después, ir más allá de las fronteras para dar testimonio de Jesucristo a los más pobres y abandonados de los modos más creativos. En el Capítulo actual, con San Eugenio, tendremos que unir explícitamente la conversión a las necesidades misioneras de hoy”.
El Capítulo General tendrá una duración de cuatro semanas, concluirá el 8 de octubre y tendrá lugar en la Casa La Salle de Roma. Participarán 89 Oblatos, entre miembros de derecho y electos de: África-Madagascar (17), Asia – Oceanía (14), Canadá y Estados Unidos (15), América Latina (11), Europa (20). A estos se añadirán los miembros del Gobierno General (12).
El Capítulo se centrará en el desarrollo de algunas pautas directrices aplicables internacionalmente y que puedan ayudar a encarnar la vida religiosa y misionera en los contextos culturales concretos. Por otra parte, entre los temas principales figura el como van las estructuras “en un mundo que cambia y en una congregación cambiada”, la elección del nuevo Superior General y su Consejo, la discusión sobre algunos cambios en las Constituciones y Reglas para responder mejor a la realidad actual, la situación de los bienes temporales.
Los Misioneros Oblatos de María Inmaculada – fundados por el francés San Eugenio de Mazenod (1782-1861) – son actualmente 4.354 en 1.083 comunidades repartidas en los cinco continentes. Su lema es: “Me ha enviado a evangelizar a los pobres”, que realizan dedicándose a los diversos aspectos de la misión: primera evangelización, nueva evangelización, diálogo interreligioso, reconciliación, justicia y paz… (SL) (Agencia Fides 7/9/2010)

Anuncios