Liturgia del Viernes santo

fuente : Wikipedia

Liturgia de Viernes Santo

En la religión católica, en este día no se celebra la eucaristía. En su lugar, se celebra la “Liturgia de la Pasión del Señor” a media tarde del viernes, de ser posible cerca de las tres de la tarde, hora en la que se ha situado la muerte de Jesucristo en la cruz. Por razones pastorales puede celebrarse más tarde, pero no después de las seis de la tarde.

 

El sacerdote y el diácono visten ornamentos rojos, en recuerdo de la sangre derramada por Jesucristo en la cruz. Los obispos participan en esta celebración sin báculo y despojados de su anillo pastoral. Antes de iniciar la celebración, el templo se presenta con las luces apagadas, y de no ser posible, a media luz. El altar y los laterales se encuentran sin manteles ni adornos, mientras que a un costado de éste ha de disponerse un pedestal para colocar en él la santa cruz que será ofrecida a veneración.

El comienzo de esta celebración es en silencio. El sacerdote se postra frente al altar, con el rostro en tierra, recordando la agonía de Jesús. El diácono, los ministros y los fieles se arrodillan en silencio unos instantes. El sacerdote, ya puesto de pie, se dirige a la sede donde reza una oración (a modo de oración colecta).

En seguida, estando los fieles sentados, se inicia la Liturgia de la Palabra: se proclaman dos lecturas, la primera del profeta Isaías (el siervo sufriente) y la segunda del apóstol san Pablo, intercaladas por un salmo (“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”).

Después de la segunda lectura, sin aclamación, se proclama el relato completo de la “Pasión según san Juan”, en cuya lectura participan varias personas, leyéndose los papeles de Jesús (por el diácono o el sacerdote), el cronista por una persona y el Sanedrín (las personas que aparecen en el relato) por otro, siendo un seglar el que informa de lo que se va a ir realizando a lo largo de ésta celebración, al igual que en el día anterior. La homilía es algo más breve de lo habitual debido a lo extenso del Evangelio.

La Liturgia de la Palabra finaliza con la “Oración universal”, hecha de manera solemne. Se ora por la Iglesia, por el papa, por todos los ministerios —obispos, presbíteros y diáconos— y por los fieles, por los catecúmenos, por la unidad de los cristianos, por los judíos, por los que no creen en Cristo, por los que no creen en Dios, por los gobernantes, y por los atribulados.

Después tiene lugar la veneración del Árbol de la Cruz, en la cual se descubre en tres etapas el crucifijo para la veneración de todos. El sacerdote celebrante va a los pies de la iglesia junto con dos personas (diáconos o monaguillos normalmente) que portan unos cirios y va avanzando con la cruz tapada con una tela oscura o roja y la va destapando mientras canta en cada etapa la siguiente aclamación: ” Mirad el árbol de la cruz, donde estuvo clavada la Salvación del Mundo“, respondiendo los fieles y el coro “Venid a adorarlo“, de modo que al llegar al Altar queda totalmente descubierta.

A continuación los sacerdotes besan la cruz y después todos los fieles. Mientras, se suele cantar alguna canción, la única en toda la celebración. Las que están mandadas en el Misal Romano son tres, que se cantan a continuación una de otra: Los “Improperios” o reproches de Jesús al pueblo, el “Crux fidelis” (“Oh Cruz fiel”, alabanzas a la cruz de Cristo), y el “Pange lingua” (no el himno eucarístico, “Pange, lingua, gloriosi Corporis mysterium“, que se canta durante el traslado del Santísimo Sacramento al Monumento el día anterior, sino un canto sobre la Pasión, “Pange, lingua, gloriosi proelium certaminis“).

Terminada esta parte, se coloca un mantel en el Altar y el celebrante invita a los fieles a rezar el Padre Nuestro como de costumbre. Se omite el saludo de la paz, y luego de rezado el Cordero de Dios, se procede a distribuir la Comunión a los fieles con las Sagradas Formas reservadas en el monumento el día anterior, o sea, Jueves Santo. La celebración culmina sin impartirse la bendición, al igual que en el día anterior ya que la celebración culminará con la Vigilia Pascual, y se invita a esperar junto a María la llegada de la Resurrección del Señor, pero mientras tanto, se produce un profundo silencio y meditación sobre la Muerte del Señor. A continuación los sacerdotes, diáconos y ministros se marchan en silencio a la sacristía. En esta acción litúrgica se recoge una colecta, destinada a financiar el mantenimiento de los Santos Lugares donde vivió Jesucristo. Los encargados de mantener estos lugares son los Franciscanos Custodios de Tierra Santa.

Sigue leyendo “Liturgia del Viernes santo”

Anuncios

Novedades parroquiales

Un año sin escribir porque me había establecido en otra provincia, en otros ministerios  , en otro apostolado.

He regresado al centro , despues de haber estado en las periferias tanto geograficas , como existenciales.

Hoy por hoy siento que la mayor parte de los miembros de la comunidad de Diego , han estado en las periferias existenciales y ahora descansan de su labor, sin dejar lugar, ojo para la ociosidad. Todos los participantes en las misas de la parroquia saben a qué me refiero. Misioneros curtidos en la experiencia misionera de frontera. En la comunidad que atiende la parroquia se dan cita : misioneros en africa, misioneros en América Latina, misioneros en El Sahara, misioneros en Europa, en Santuarios marianos, profesores, agentes de pastoral matrimonial, traductores en la Administracion General, Responsables economos provinciales, directores de colegios de mas de 400 alumnos, en fin, personas que han vivido en los sitios más insospechados.

Ahora han llegado varios de ellos a los ochenta y los pasan con creces. Cuando entras en el comedor, lugar de cita obligado o en ela capilla, te encuentras mucho “camino recorrido”. Algunos estan llegando a la meta, pero no se dan por vencidos. Son duros, como dice el refran , son duros de pelar. Porque siempre han sido resistentes, año tras año a los compromisos adquiridos. Han sido siempre responsables a las tareas encomedadas por los superiores. Varios de ellos han sido superiores.

La comunidad es una belleza. Descubrir personas que han vivido en frontera, en el apostolado más comprometido, en las parroquias más dinamicas, en el trabajo pastoral con los jovenes, con los matrimonios, en capellanias de monjas o de hospitales. En fin. Todos ellos viviendo en una comunidad apostolica, con un compromiso diario de oración de meditación. Con un continuo ir y venir a los medicos, tambien pero sobre todo con la ilusion diaria de ser utiles a la provincia y a la Iglesia y como  no a ellos mismos.

Despues de los años han sido y han seguido siendo fieles a los compromisos de religiosos. Varios de ellos ya han vivido los sesenta años de vida religiosa y alguno ha llegado ya a los setenta y mas.

La pastoral parroquial , es verdad, que aunque se ha resentido , no se ha visto afectada por la situacion personal , fisica y psicologíca de los miembros de la comunidad. Hablo de mi experiencia vivida en dicha comunidad desde los años 6 a los 12 de este nuevo milenio.

Mi experiencia en dicha comunidad se resume en ser el encargado de los enfermos. Mi responsabilidad era estar atento a las consultas, comprar las medicinas, llevar la pauta de sus atenciones, de las visitas de los doctores, llamar a las ayudas a domicilio, llamar a las ambulancias, ingresar pacientes, acompañarles en el hospital, llevar a cabo el seguimiento hasta de las pautas de sintron, o de analisis cardiacos. Llevar a alguno de ellos a revisiones periodicas, operaciones de caderas, operaciones de prostatas, operaciones de emergencia, en fin, es un continuo ir  y venir muchas veces a los hospitales, los consultorios, preguntar cómo has descansado, como has amanecido, qué te han dicho en la revisión, como te encuentras, que problemas tienes , que te duele, que necesitas, a que te puedo ayudar. Por todo eso los vas queriendo más te van dando tambien preubas de docilidad, de sencillez, de amistad.

Con varios de ellos he colaborado desde mis primeros pasos en la congregacion hasta hoy. Algunos han sido profesores mios, con otros he colaborado en lejanas misiones y en actividades pastorales de gran calado, he sido compañero de muchos de ellos antes de llegar al centro, en misiones de periferia. He sido agraciado con su testimonio, con su experiencia. He aprendido mucho e ellos. Hoy por tanto les aprecio mas si cabe. Se que muchos de ellos han vivido crisis, se que otros han tenido conflictos con la autoridad, varios de ellos han sido rebeldes con causa, otros han sido responsables de un gran valor por su entrega, su generosidad, etc. Todos ellos han sido unos oblatos de cuerpo entero.

 

Siento que algunos de ellos hoy por hoy no tienen las mismas fuerzas que tuvieron, incluso me he enterado que algunos de ellos no tienen ya fuerza ni para sostener el periodico, otros si leen se olvidan al poco rato de lo que han leido. Tambien se que algunos no se pierden una pelicula o no se pierden un partido sobre todo si juega su equipo favorito al que han sido fieles hasta el final. Se emocionan por pequeñas cosas, se envalentonan demasiado. Algunos no dejan de trabajar ni por prescripcion facultativa. Otros de ellos no han dejado nunca de trabajar, de entregarse a los demás de ser fieles a los votos que un dia hicieron y no han hecho otra cosa que cumplirlos.

Llega el final de año y todo esto me viene a la memoria y me dan ganas de escribirlo porque los años al servicio de esta parcela de la congregacion y de la provincia tocan a su fin. Me esperan nuevos caminos, nuevas andanzas. ME esperan unos años fructiferos en una mision que todavia no conozco. ME siento como Abraham cuando salilo de su patria, de su casa, de sus posesiones, de su zona de confort, para ir a una ciudad, a una region, a un pais que no conocia. Asi fue mi primera salida de la provincia, cuando con 28 años emprendia la gran aventura de la mision en el extranjero, la mision en la periferia total. Eso si que era periferia existencia, periferia tambien geografica .

Me siento agradecido por la experiencia vivida en estos años pasados junto a los mios, me siento uno de los vuestros, no lo olvideis nunca. Aunque me vaya del pais de nuevo, no es en absoluto huida, no es una realidad de compromiso. Me siento invitado a implicarme más si cabe en la construccion de esta provincia nueva, de este engendro que resulto ser la provincia extendida por 8 naciones,  y con un numero de miembros elevado.

Me siento feliz de haber recorrido este camino con mis hermanos mas mayores, para mi habeis sido un modelo de entrega , de servicio, de generosidad. No puedo por menos de agradeceros todo lo que habeis significado para mi. Espero que siempre estemos donde estemos mantengamos el contacto, si no de forma visual y presencial por lo menos el contacto afectivo. Ese que no se puede medir, cuantificar, pero que siempre es agradable. El recuerdo ante el Señor, el recuerdo junto al Señor, aunque no sea muy partidario de la melindrosidad que a veces respira este concepto: quiero estar con vosotros cuando diariamente celebre la eucaristía , sentiros cerca de mi y que me sintais cerca de vosotros cuando elevando al Señor por encima de nuestras cabezas podamos decir  En Cristo, con El y en El…

Os admiro. ya se que es no es muy comun decirlo, por falso pudor, por falsa modestia. Os admiro y  desearia ser como vosotros. Os considero mis maestros en muchas de las facetas que he ido viviendo tanto aqui como alla.

Recuerdo vuestros consejos, vuestras confidencias ,vuestras palabras de aliento, vuestra palabras de correccion fraterna. Recuerdo vuestros regaños, los menos, vuestra sonrisa cuando se me ocurria algun chiste que habia oido o que habia aprendido, vuestra mirada vivaz, vuestra mirada de “niños traviesos”. Recuerdo tambien la mirada ultima de muchos de vosotros de aquellos a los que os unian muchas cosas. Si, recuerdo vuestras voces que se unian a la mia alabando al Señor por la mañana en los Laudes, vuestras palabras de consuelo cuando alguna vez me he confesado con vosotros o cuando he oido algunas de vuestras confidencias que las guardo en mi corazón para siempre. Cuando he oido tambien de vuestros miedos, de vuestros temores algunas veces fundados otras veces infundados. Vuestra sonrisa, vuestra risa contagiosa, vuestros modales, incluso vuestras salidas de pata de banco, aguantando y consintiendo las mias.

Que más puedo deciros. Espero que sepais comprender este desahogo que hoy 30 de diciembre de 2015 me viene a la mente y me ha dado por ponerlo por escrito, aqui en la soledad de esta habitacion, en la casa de los Martires, en la casa donde todos nosotros pasamos por muchos y variados momentos. En la casa del Escolasticado. Parece una paradoja, despues de haber recorrido tantas casas de la provincia, he venido a dar a una casa de la que salí. A una casa de la que parti hace ya más de veinticinco  años,despues de haber celebrado los 25 de vida religiosa, los 25 de sacerdocio, pensando que nunca iba a llegar eses momento.

 

Hoy por hoy me siento como en casa. Me encuentro expectante de mi futuro. Me siento implicado en mi formacion y en el aprendizaje de una nueva lengua, a mis 50 años. Me viene a la memoria la experiencia de un oblato al que admiramos muchos de nosotros que se fue de misiones  a los sesenta años y todavia sigue dando el callo, con una edad que pasa de los 95. Esto es lo que demuestra que la vida religiosa tiene mucho futuro. Que es una vida que proporciona felicidad, que la entrega a los demás haciendo lo que tenemos que hacer colma todos los anhelos que imaginamos, que puede imaginar cualquier ser humano.

Que hay momentos bajos? pues claro que los hay, pero seguro que son los menos.O por lo menos vosotros demostráis siempre con una sonrisa, que aunque lo pasemos mal, nunca es para tanto.

Agradezco igualmente cuanto he aprendido de vosotros, de vuestras ideas y de vuestras realizaciones y proyectos. Se puede decir que vosotros no hablais de oidas no hablais solo de lo que os han contando, que vosotros hablais de lo que habéis vivido, de lo que habéis sufrido y de lo que habé experientado. Muchas veces no hablais de lo que ois, sino de lo que habeis palpado.

Me vienen a la mente aquellas bellas palabras de Juan cuando en la plenitud de su vida, a decir de sus interpretes, hablaba de lo que ” hemos visto, lo que hemos palpado , lo que hemos tocado del Verbo del a vida.”.

Ahora solo me queda deciros  “gracias”, gracias por se lo que sois, por haber vivido lo que habeis vivido lo que nadie os puede quitar, gracias por haber sido mis modelos y en quienes en ocasiones me he visto reflejado. Gracias porque me habeis enseñado que la vida a veces es dolorosa, que es crucificante pero sobre todo es Apasionante. Los que llevais tantos años en el minsiterio habéis significado para mi el modelo a seguir. El camino que debo recorrer. Ya no me queda mas que deciros esas pocas letras formando un nombre, deciros que para mi habeis sido Verbos, no sustantivos.

Trabajar, orar, sentir, gozar, perdonar, servir, escuchar, vivir, llorar, sufrir, amar, reir, padecer , soportar, sobrellevar, acariciar, mantener, sobrellevar, mirar, callar, hablar, susurrar, esperar, contemplar, palpar, comunicar, respirar, morir, vivir, lanzar, recoger, palpitar, realizar, comprobar, comparar, escribir, cantar, saltar, disfrutar, y tantas y tantas acciones mas que definen vuestro “movimiento”  Porque os considero seguidores del mismo a quien dia a dia itento seguir con mis equivocacioens, con mis fallos, con mis aciertos y mis desaciertos.

Os cuento un secreto: os admiro. Os quiero . Os envidio, Os respeto, Os miro y os digo: no olvideis que alguien os quiere, que alguien de los vuestros, porque me siento así os tiene dentro, muy dentro y siempre dentro de mi corazon de la vega del Cea.

Gracias por ser como sois:

Dedicado al P . Fortunato, al P. Tomas,  hno Nicolás , hno Alfredo, al P. Camilo, Ernesto, Chema,  Fontecha, Fermin, Aladino, Pintado ,  Rafa, Misael, Alfredo, Juan Manuel, Pintado, Pacho, Otilio, Lucas, asi como a los que no estan y estuvieron o no me acuerdo, a todos vosotros , gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La comunidad

A veces me pregunto. ¿qué es la comunidad para mi?
La propia voz interior es la voz interior de los demás. El propio gesto expresivo en el gesto expresivo de los demás. La propia actitud, la propia decision en la actitud y la decision de los demás .
¿Quien soy yo para la comunidad?
El eco de las necesidades, los anhelos, las esperanzas que sienten los demás.
Vivir es dialogar y precisamente para dialogar , volvemos y retornamos a la comunidad, cuando el ocio, la enfermedad o el trabajo absorbente no han alejado de ella por un tiempo. volvemos a la comunidad y advertimos que, si bien no hemos olvidado sus costumbres, queremos decir algo y no sabemos muy bien, que., queremos hablar y no acertamos a encontrar un tema. Pero nos da igual. tenemos sed de diálogo y decimos algo sobre el dolor o sobre la alegría; sobre algo que tenemos humanamente en consún con los demás.
Entonces nos planteamos los problemas de la comunidad como problemas propios. Problemas que aumentan o disminuyen, segun las circunstancias de los días, y que hacen que la vida sea ahora amarga, ahora no tanto , a menudo alegre y siempre problemática.
¿que soy yo para la comunidad? Aquel que comparte su problemática.
DIFUCULTADES PARA INTEGRARSE A LA COMUNIDAD.
Las dificultades en la comunidad no es cosa fácil de analizar. Existen varios elementos en nuestro interior que se oponen a ello. De otro modo marcharía el mundo de hoy de otro modo si hubiera marchado el mundo de ayer , si la integración de cada uno en la comunidad no hubiera sido tan dificultosa. Se dan dificultades individuales, y dificultades colectivas que entorpecen la comprensión que hacen problemática la integración. No invencibles, ciertamente.
Hay varios obstáculos y dificultades para la integración en la comunidad.
Uno de ellos es el egoismo: Si todo lo quiero para mi, si nada puede ser para los demás , la comunidad me resulta un estorbo, un rival, un conjunto de otras personas tan desgraciadas como yo.

En segundo paso: la inclinación al egocentrismo.
Si yo me considero el centro del mundo , si el mundo gira a mi alrededor, es probable que acaba transformandome en un centro sin circunferencia y que deje de ser el mundo, la comunidad, del cual yo me creo el centro. Si en verdad lo soy, no puedo estar en la periferia ni en el circulo, ceso de tener contacto con los otros hombres, con las otras mujeres, que no son el centro del mundo, como yo, sino que representan tan solo una parte minúsculaen el centro del mundo
Otra de las dificultades es el Individualismo.
Tambien puede representar un obstáculo para el sentimiento de comunidad, aunque no siempre. Un individualismo reforzado con egoismo es funesto para la integración en la comunidad; porque el egoismo anula a los demás y el individualismo me aisla. Son dos fuerzas destructoras de la posible comunidad, dos fuerzas que destrozan toda posibilidad de integración.

Sin embargo el individualismo puede ser, hasta cierto punto una fuerza creadora de comunidades. El individualismo da forma a las personas que han de tornarse comunitarias. Para que haya una comunidad, es necesario que se dé cierta diferenciación entre las personas que la forman. El amor inespecífico, desprovisto de personalidad, lejos de ser apto para constituir comunidades, es víctima propiacia para la masificación. Y digámoslo cuanto antes, comunidad y masa son dos cosas diferentes, contrapuestas , antitéticas. La comunidad es una muralla erigida piedra sobre piedra; la masa , una pared construida con la anodina, gris y triste fusión del cemento armado. ¡ Bien lo saben los enemigos de la libertad humana.!

Solo puedo sor completamente comunitario cuando soy yo mismo
Para crear una union se requiere la presencia de dos personas, de dos individualidades. Si me está negado decir que yo soy yo, no hay union posible con otro yo.
Resumiendo diremos que las dificultades mayores que aquejan a la vida de comunidad emana de los 7 pecados capitales que bombardean la linea de flotación de la barca comunitaria.
No hay comunidad posible donde la envidia aniquila la presencia del otro, desvitua lo bueno, destruye lo bello con su mirada turbia, su tez pálida, su lengua venenosa, sus dientes impregnados de hiel. No hay comunidad posible donde la ira hipertrofia las susceptibilidades ridículas, desbarata lo edificado arrojándolo a la cabeza del otro, hiere a golpes de bastón , con arañazos, pedradas y puñetazos.
No hay comunidad posible donde reina la soberbia, invadiendo el corazón de hombres y mujeres , impulsandolos a subir unos por encima de otros. “Mas reinos derribó la soberbia que la espada”, según palabras de Saavedra Fajardo.
No hay comunidad posible donde la avaricia amontona tesoros que reclamen para su vigilancia la soledad, el recelo, la cautela; donde la tacañería, el puño cerrado, imposibilitan el acceso de los demás.
No hay comunidad donde la pereza torna imposible el trabajo con los demás , donde la desidia aistla, donde el ocio anula toda posibilidad de contacto.
La gula, atiborrando el vientre, entumeciendo los miembros, enturbiando el entendimiento con el vino ,hace el paso vacilante, el camino tortuoso y uno no puede encontrar al otro si no es para tambalearse los dos y caer en un mismo bache de verguenza y de inmundicia.
La lujuria es la hipertrofia de un ser completamente solo, aunque pequen dos. Si son dos que pecan juntos, pero cada uno por su lado, sumándose exclusivamente las dos culpas, pero anonadando las dos humanidades, que no se conocen sino para sentir un mismo asco. Lo que hay de repugnante y monstruoso en la prostituta, dijo Ortega, es su contradicción de la naturaleza femenina, en virtud de la cual ofrenda al hombre anónimo, al público, aquella personalidad latente que sólo puede ser revelada al preferido.

Solo la humildad, la paz y la austeridad. El trabajo responsable, la continencia, la generosidad y la libertad pueden facilitarnos el camino hacia la comunidad. Yo soy yo y tu eres tú. Vivamos por tanto pacíficamente; trabajando y mostrándonos austeros, generosos y libres. Seamos razonables. De este modo, yo podré estar avenido contigo y tu conmigo. Y los dos empezaremos a ser una comunidad que crece, que se amplía , que se hace cada vez más numerosa.

Palabras no tan simples

Vocabulario de la vida –

1. Pequeño diccionario para entender más profundamente el significado de algunas palabras muy importantes en la vida de cualquier persona, explicadas con el sentimiento, sin la formalidad de las reglas gramaticales o ataduras filosóficas. ¡Lindo además ! Texto de Luiz Gonzaga Pinheiro
2. El siguiente texto fue tomado del libro: “ El hombre que vino de la sombra”
3. Vocabulario de la Vida
4. Amigo : Es alguien que se queda para ayudar cuando todos los demás se alejan. Adiós : Es cuando un corazón que se va deja la mitad con quien se queda.
5. Amor al próximo : Es cuando un extraño pasa a ser el amigo que todavía no abrazamos. Caridad : Es cuando una persona tiene hambre y compartimos con ella la única galleta que tenemos.
6. Cariño : Es cuando no encontramos ninguna palabra para expresar lo que sentimos y hablamos con las manos, colocando una caricia en cada dedo. Celos: Es cuando el corazón se retuerce porque no confia en sí mismo.
7. Adoctrinamiento: Es cuando una persona conversa con el Espíritu colocando el corazón en cada palabra. Cordialidad: Es cuando amamos mucho a una persona y tratamos a todos los demás como a ella. Evangelio: Es un libro que sólo se lee bien con el corazón.
8. Evolución: Es cuando avanzamos y sentimos el deseo de buscar a los que van quedando atrás. Hijos: Es cuando Dios pone una joya en nuestras manos y nos recomienda cuidarla.
9. Fe: Es cuando una persona dice que va a escalar el Everest y su corazón ya lo considera un hecho. Comprensión: Es cuando un anciano camina lentamente delante de nosotros y, aunque tenemos prisa, no lo apuramos .
10. Envidia: Es cuando una persona todavía no descubrió que puede ser mejor que otra. Enemistad: Es cuando una persona empuja bien lejos la línea del afecto. Lealtad: Es cuando una persona prefiere morir a traicionar a quien ama.
11. Lágrima: Es cuando un corazón triste pide a los ojos que hablen por él. Luto: Es una espina en el corazón que tarda en desaparecer.
12. Maldad: Es cuando arrancamos las alas al ángel que deberíamos ser. Muerte: Es una separación con aroma de eternidad. Perfume: Es cuando reconocemos a quienes nos agradan, aun con los ojos cerrados.
13. Nietos: Es cuando Dios envía ángeles para alegrar a los abuelos. Orgullo: Es cuando una persona se siente hormiga y quiere convencer a los demás de que es un elefante.
14. Odio: Es cuando plantamos trigo todo el año, esperando que madure, y una persona lo quema todo en un día. Perdón: Es liberar al corazón del peso de una enorme piedra.
15. Paz: Es el premio de quien cumple honestamente con su deber. Pesimismo: Es cuando una persona pierde la capacidad de ver la vida en colores.
16. Rabia: Es cuando colocamos una muralla en el camino de la paz. Pereza: Es cuando un virus entra en la voluntad y la enferma. Simplicidad: Es el comportamiento de quien comienza a ser sabio.
17. Sexo: Es cuando una persona ama tanto a otra que desea vivir dentro de ella. Nostalgia: Es cuando, estando lejos de algo querido, sentimos deseos de volar para reencontrarlo.
18. Superfluo: Es cuando nuestra sed necesita una gota de agua y pedimos un río entero. Soledad: Es cuando estamos rodeados de gente, pero nuestro corazón no ve a nadie alrededor.
19. Ternura: Es cuando alguien nos mira y sus ojos brillan como dos estrellas. Sinceridad: Es cuando nos expresamos como si la persona a quien nos dirigimos estuviera al otro lado del espejo. Vanidad: Es cuando una persona abdica de su esencia a favor de otra; generalmente peor.
20. Créditos Libro: El hombre que vino de la sombra Autor: Luiz Gonzaga Pinheiro Música: Edelweiss Instrumental Formato: [email_address]

Varias maneras de amar

24maneras de amar

1-.Aprenderse los nombres de la gente que trabaja con nosotros o de los que nos cruzamos en el ascensor y tratarles luego por su nombre.
2-.Estudiar los gustos ajenos y tratar de complacerles.
3-.Pensar, por principio, bien de todo el mundo.
4-.Tener la manía de hacer el bien, sobre todo a los que no se la merecerían teóricamente.
5-.Sonreír. Sonreír a todas horas. Con ganas o sin ellas.
6-.Multiplicar el saludo, incluso a los semiconocidos.
7-.Visitar a los enfermos, sobre todo sin son crónicos.
8-.Prestar libros aunque te pierdan alguno. Devolverlos tú
9-.Hacer favores. Y concederlos antes de que terminen de pedírtelos.
10-.Olvidar ofensas. Y sonreír especialmente a los ofensores.
11-Aguantar a los pesados. No poner cara de vinagre escuchándolos.
12-Tratar con antipáticos. Conversar con los sordos sin ponerte nervioso.
13- Contestar, si te es posible, a todas las cartas.
14-Entretener a los niños chiquitines. No pensar que con ellos pierdes el tiempo.
15- Animar a los viejos. No engañarles como chiquillos, pero subrayar todo lo positivo que encuentres en ellos.
16- Recordar las fechas de los santos y cumpleaños de los conocidos y amigos.
17- Hacer regalos muy pequeños, que demuestren el cariño pero no crean obligación de ser compensados con otro regalo.
18-Acudir puntualmente a las citas, aunque tengas que esperar tú.
19- Contarle a la gente cosas buenas que alguien ha dicho de ellos.
20-Dar buenas noticias.
21 No contradecir por sistema a todos los que hablan con nosotros.
22- Exponer nuestras razones en las discusiones, pero sin tratar de aplastar.
23- Mandar con tono suave. No gritar nunca.
24- Corregir de modo que se note que te duele el hacerlo.

La lista podría ser interminable y los ejemplos similares infinitos. Y ya sé que son minucias. Pero con muchos millones de pequeñas minucias como éstas el mundo se haría más habitable.

Jose Luis Martin Descalzo

La presentacion del Señor

La fiesta del 2 de Febrero conserva un carácter popular. Sin embargo es necesario que responda verdaderamente al sentido auténtico de la fiesta. No resulta adecuado que la piedad popular al celebrar la presentacion del Señor, se olvide del contenido cristológico , que es el fundamental, para quedarse casi de forma exclusiva en los aspectos mariológicos; el hecho de que se deba “ser considerada como una memoria simultánea del Hijo y de la Madre”, no autoriza semejante campo de la perspectiva; las velas , conservadas en los hogares, deben ser para los fieles un signo de Cristo “luz del mundo”, y por lo tanto un motivo más para expresar la fe.

La novena de navidad nacida para comunicar a los fieles las riquezas de una liturgia a la cual no tenían fácil acceso. La novena navideña ha desempeñado una funcion valiosa y la puede continuar desempeñando. Sin embargo en nuestros días, en los que se ha facilitado la participación del pueblo en las celebraciones litugicas, sería deseable que en los días del 17 al 23 de Diciembre, se solemnizara la celebracion de las visperas con las antifonas mayores y se invitara a participar a los fieles. Esta celebracion , antes o despues de la cual podrían tener lugar algunos de los elementos especiales de la Navidad, plenamente litúrgica y antenta a la exigencias de la piedad popular; en la celebración de las visperas solemnes, se pueden desarrollar algunos elementos , tal como está previsto (utilización de la homilía, del incienso, de preces adaptadas).

El nacimiento.

Como es bien sabido , además de las representaciones del Pesebre de Belén, que existían en la antiguedad, en las iglesias, a partir del siglo XIII se difundió la costumbre de preparar pequeños nacimientos en la habitaciones de la casa, sin duda por influencia del nacimiento construido en Greccio por S. Francisco de Asís. La preparación de los mismos en la cual participaban de modo singular los niños de la casa, se convierte en una ocasion para los miembros de la familia entren en contacto con el misterio de las páginas biblicas referidas al episodio del nacimiento de Jesús.

En el tiempo de navidad, la Iglesia celebra el misterio de la manifestación del Señor; su humilde nacimiento en Belén, anunciado a los pastores primicia de Israel que acoge al Salvador; la manifestacion de los Magos venidos de Oriente; primicia de los gentiles, que en Jesús nacido reconocen y adoran al Cristo Mesías. La teofanía en el rio Jordan , donde Jesús es proclamado por el Padre Hijo de Dios predilecto y comienza publicamente su ministerio mesíanico. El signo utilizado en Caná con el que Jesús manifiesta su Gloria y sus discípulos comienzan a creer.

Sugerencias para vivir el ciclo de navidad

Llega el ciclo de navidad y queremos vivir con autenticidad el misterio de la venida del Señor; para ello adornamos y ambientamos con diferentes motivos nuestras parroquias, capillas, centros de catequesis, colegios, hogares… el Directorio de religiosidad y liturgia, publicado por la Congregación del culto el 17 de diciembre de 2001 ofrece una serie de pautas que consideramos muy útiles para lograr estos objetivos y conseguir una mejor vivencia de este este tiempo liturgico. Por si nuestros lectores no disponen de de este documento, juzgamos interesante transcribirlo para las personas que buenamente puedan hacer uso de el.

TIEMPO DE ADVIENTO :

LA CORONA DE ADVIENTO
LAS PROCESIONES DE ADVIENTO
LAS TEMPORAS DE INVIERNO
LA VIRGEN MARIA EN ADVIENTO
LA NOVENA DE NAVIDAD
EL NACIMIENTO
LA PIEDAD POPULAR Y EL ADVIENTO.

TIEMPO DE NAVIDAD

LA NOCHE DE NAVIDAD
LA FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA
LA FIESTA DE LOS SANTOS INOCENTES
EL 31 DE DICIEMBRE
LA SOLEMNIDAD DE SANTA MARÍA MADRE DE DIOS
LA SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA
LA FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR.

El tiempo de adviento es tiempo de espera, de conversion y de esperanza. Espera- memoria de la primera y ultima venida del Señor. Conversion a la cual invita con frecuencia la Liturgia de este tiempo, mediante la voz de los profetas y sobre todo de Juan el Bautista. ” Convertios , porque está cerca el reino de los cielos”.
Esperanza gozosa de que la salvación ya realizada por Cristo y las realidades de la gracia ya presentes en el mundo lleguen a su madurez y plenitud, po lo que la promesa se convertirá en posisión; la fe en visión, y nosotros seremos semejantes a El porque le veremos tal cual es.”
La piedad popular es sensible al tiempo de Adviento, sobre todo en cuanto memoria de la preparación a la venida del Mesías. Está sólidamente enraizada en el pueblo fiel la conciencia de la larga espera que precedió a la venida del Salvador. Los fieles saben que Dios mantenía, mediante las profecías, la esperanza de Israel en la venida del Mesías.
Durante el tiempo de Adviento, la liturgia celebra con frecuencia y de modo ejemplar a la Virgen María; recuerda algunas mujeres de la Antigua Alianza, que eran figura y profecía de su misión. Exalta la actitud de fe y de humildad con que María de Nazaret se adhirió , tal e inmediatamente , al proyecto salvífico de Dios; subraya su presencia en los acontecimientos de gracia que precedieron al naciemiento del Salvador. Tambien la piedad popular dedica, en el tiempo de adviento, una atención particular a Santa María; lo atestiguan de manera inequívoca diversos ejercicios de piedad y sobre todo las novenas a la Inmaculada y de la Navidad.
Sin embargo, la valoración del Adviento, “como tiempo particularmente apto para el culto de la Madre del Señor”; no quiere decir que este tiempo se deba presentar como un mes de María.
Con esta conciencia se relaciona la costumbre bastante extendida de cantar el 1 de enero el himno Veni Creator Spiritus, para que el Espiritu del Señor dirija los pensamientos y las acciones de todos y cada uno de los fieles y de las comunidades cristianas durante todo el año.

Entre los buenos deseos, con los que los hombres y mujeres saludan el 1 de enero, destaca el de la paz. El deseo de paz tiene profundas raíces biblicasa , cristológicas y navideñas. Los hombres de todos los tiempos invocan el bien de la paz aunque atentan contra el frecuentemente y en el modo más violento y destructor con la guerra.
La sede apostólica, participa de las aspiraciones profundas de los pueblos, desde el 1967 ha señalado para el 1 de enero la celebración de la Jornada mundial de la paz.”

En torno a la solemnidad de Epifanía, que tiene un origen muy antiguo y un contenido muy rico, han nacido y se han desarrollado muchas tradiciones y expresiones genuinas de piedad popular. Entre estas se pueden recordar:

El solemne anuncio de la Pascua y de las fiestas principales del añor; la recuperación de este anunci , que se está realizando en diferentes lugares, se debe favorecer pues ayuda a los fieles a descubrir la ralacion entre la Epifanía y la Pascua; y la orientacion de todas las fiestas hacia la mayor de las solemnidades cristianas,.
El intercambio de regalo de reyes, esta costumbre tiene sus raíces en el episodio evangelico de los dones ofrecidos por los magos al niño Jesus. y en un sentido más radical, en el don que Dios Padre ha concedido a la humanidad con el nacimiento entre nosotros del Enmanuel. Es deseable que el intercambio de regalos con ocasion de la fiesta de Epifanía, mantenga un carácter religioso, muestre que su motivación última se encuentra en la narración evangelica. Esto ayudará a convertir el regalo en una expresion de la piedad cristiana y a sacarlo de los acontecimientos de lujo, ostentación y despilfarro, que son ajenos a sus orígenes.

La bendición de las casas, sobre cuyas puertas se traza la señal de la Cruz, el número del año comenzado , las letras iniciales de los nombres tradicionales de los Santos mágos (C+M*B). Cristus mansionen bendicat, escritas con tinta bendecida, estos gestos , realizados por grupos de niños acompañados por los adultos, expresan la invocacion de la bendicion de Cristo por intercesión de los santos Magos y a la vez son una ocasion para recoger ofrendas que se dedican a fines misioneros y de caridad.
Las iniciativas de solidaridad a favor de los hombre y mujeres que, como los Magos vienen de regiones lejanas , respecto a ellos sean o no cristianos, la piedad popular adopta una actitud de comprensión acogedora y de solidaridad efectiva.

La ayuda a la evangelización de los pueblos, el fuerte caracter misionero de la Epifanía ha sido percibido por la piedad popular, por lo cual en este día tienen lugar iniciativas a favor de las misiones, especialmente las vinculadas a la obra misionera de la Santa Infancia; instituida por la Sede Apostólica.

EL BAUTISMO DEL SEÑOR

Los misterios DEL BAUTISMO DEL SEÑOR, y de su manifestacion en las bodas de Caná están estrechamente ligados con los acontecimientos de la Epifanía. La fiesta del Bautismo del Señor , concluye el tiempo de navidad. Esta fiesta, revalorizada en nuestros días, no ha dado origen a especiales manifestaciones de la piedad popular. Sin embargo, para que los fieles sean sensibles a lo referente al Bautismo y a la memoria de su nacimiento como Hijos de Dios, esta fiesta puede constituir un momento oportuno para iniciativas eficaces, como : el uso del rito de la aspersión dominical con el agua bendita en todas las misas que se celebran con asitencia del pueblo. Centrar la homiía y la catequesis en los temas y símbolos bautismales.