Novedades parroquiales

Un año sin escribir porque me había establecido en otra provincia, en otros ministerios  , en otro apostolado.

He regresado al centro , despues de haber estado en las periferias tanto geograficas , como existenciales.

Hoy por hoy siento que la mayor parte de los miembros de la comunidad de Diego , han estado en las periferias existenciales y ahora descansan de su labor, sin dejar lugar, ojo para la ociosidad. Todos los participantes en las misas de la parroquia saben a qué me refiero. Misioneros curtidos en la experiencia misionera de frontera. En la comunidad que atiende la parroquia se dan cita : misioneros en africa, misioneros en América Latina, misioneros en El Sahara, misioneros en Europa, en Santuarios marianos, profesores, agentes de pastoral matrimonial, traductores en la Administracion General, Responsables economos provinciales, directores de colegios de mas de 400 alumnos, en fin, personas que han vivido en los sitios más insospechados.

Ahora han llegado varios de ellos a los ochenta y los pasan con creces. Cuando entras en el comedor, lugar de cita obligado o en ela capilla, te encuentras mucho “camino recorrido”. Algunos estan llegando a la meta, pero no se dan por vencidos. Son duros, como dice el refran , son duros de pelar. Porque siempre han sido resistentes, año tras año a los compromisos adquiridos. Han sido siempre responsables a las tareas encomedadas por los superiores. Varios de ellos han sido superiores.

La comunidad es una belleza. Descubrir personas que han vivido en frontera, en el apostolado más comprometido, en las parroquias más dinamicas, en el trabajo pastoral con los jovenes, con los matrimonios, en capellanias de monjas o de hospitales. En fin. Todos ellos viviendo en una comunidad apostolica, con un compromiso diario de oración de meditación. Con un continuo ir y venir a los medicos, tambien pero sobre todo con la ilusion diaria de ser utiles a la provincia y a la Iglesia y como  no a ellos mismos.

Despues de los años han sido y han seguido siendo fieles a los compromisos de religiosos. Varios de ellos ya han vivido los sesenta años de vida religiosa y alguno ha llegado ya a los setenta y mas.

La pastoral parroquial , es verdad, que aunque se ha resentido , no se ha visto afectada por la situacion personal , fisica y psicologíca de los miembros de la comunidad. Hablo de mi experiencia vivida en dicha comunidad desde los años 6 a los 12 de este nuevo milenio.

Mi experiencia en dicha comunidad se resume en ser el encargado de los enfermos. Mi responsabilidad era estar atento a las consultas, comprar las medicinas, llevar la pauta de sus atenciones, de las visitas de los doctores, llamar a las ayudas a domicilio, llamar a las ambulancias, ingresar pacientes, acompañarles en el hospital, llevar a cabo el seguimiento hasta de las pautas de sintron, o de analisis cardiacos. Llevar a alguno de ellos a revisiones periodicas, operaciones de caderas, operaciones de prostatas, operaciones de emergencia, en fin, es un continuo ir  y venir muchas veces a los hospitales, los consultorios, preguntar cómo has descansado, como has amanecido, qué te han dicho en la revisión, como te encuentras, que problemas tienes , que te duele, que necesitas, a que te puedo ayudar. Por todo eso los vas queriendo más te van dando tambien preubas de docilidad, de sencillez, de amistad.

Con varios de ellos he colaborado desde mis primeros pasos en la congregacion hasta hoy. Algunos han sido profesores mios, con otros he colaborado en lejanas misiones y en actividades pastorales de gran calado, he sido compañero de muchos de ellos antes de llegar al centro, en misiones de periferia. He sido agraciado con su testimonio, con su experiencia. He aprendido mucho e ellos. Hoy por tanto les aprecio mas si cabe. Se que muchos de ellos han vivido crisis, se que otros han tenido conflictos con la autoridad, varios de ellos han sido rebeldes con causa, otros han sido responsables de un gran valor por su entrega, su generosidad, etc. Todos ellos han sido unos oblatos de cuerpo entero.

 

Siento que algunos de ellos hoy por hoy no tienen las mismas fuerzas que tuvieron, incluso me he enterado que algunos de ellos no tienen ya fuerza ni para sostener el periodico, otros si leen se olvidan al poco rato de lo que han leido. Tambien se que algunos no se pierden una pelicula o no se pierden un partido sobre todo si juega su equipo favorito al que han sido fieles hasta el final. Se emocionan por pequeñas cosas, se envalentonan demasiado. Algunos no dejan de trabajar ni por prescripcion facultativa. Otros de ellos no han dejado nunca de trabajar, de entregarse a los demás de ser fieles a los votos que un dia hicieron y no han hecho otra cosa que cumplirlos.

Llega el final de año y todo esto me viene a la memoria y me dan ganas de escribirlo porque los años al servicio de esta parcela de la congregacion y de la provincia tocan a su fin. Me esperan nuevos caminos, nuevas andanzas. ME esperan unos años fructiferos en una mision que todavia no conozco. ME siento como Abraham cuando salilo de su patria, de su casa, de sus posesiones, de su zona de confort, para ir a una ciudad, a una region, a un pais que no conocia. Asi fue mi primera salida de la provincia, cuando con 28 años emprendia la gran aventura de la mision en el extranjero, la mision en la periferia total. Eso si que era periferia existencia, periferia tambien geografica .

Me siento agradecido por la experiencia vivida en estos años pasados junto a los mios, me siento uno de los vuestros, no lo olvideis nunca. Aunque me vaya del pais de nuevo, no es en absoluto huida, no es una realidad de compromiso. Me siento invitado a implicarme más si cabe en la construccion de esta provincia nueva, de este engendro que resulto ser la provincia extendida por 8 naciones,  y con un numero de miembros elevado.

Me siento feliz de haber recorrido este camino con mis hermanos mas mayores, para mi habeis sido un modelo de entrega , de servicio, de generosidad. No puedo por menos de agradeceros todo lo que habeis significado para mi. Espero que siempre estemos donde estemos mantengamos el contacto, si no de forma visual y presencial por lo menos el contacto afectivo. Ese que no se puede medir, cuantificar, pero que siempre es agradable. El recuerdo ante el Señor, el recuerdo junto al Señor, aunque no sea muy partidario de la melindrosidad que a veces respira este concepto: quiero estar con vosotros cuando diariamente celebre la eucaristía , sentiros cerca de mi y que me sintais cerca de vosotros cuando elevando al Señor por encima de nuestras cabezas podamos decir  En Cristo, con El y en El…

Os admiro. ya se que es no es muy comun decirlo, por falso pudor, por falsa modestia. Os admiro y  desearia ser como vosotros. Os considero mis maestros en muchas de las facetas que he ido viviendo tanto aqui como alla.

Recuerdo vuestros consejos, vuestras confidencias ,vuestras palabras de aliento, vuestra palabras de correccion fraterna. Recuerdo vuestros regaños, los menos, vuestra sonrisa cuando se me ocurria algun chiste que habia oido o que habia aprendido, vuestra mirada vivaz, vuestra mirada de “niños traviesos”. Recuerdo tambien la mirada ultima de muchos de vosotros de aquellos a los que os unian muchas cosas. Si, recuerdo vuestras voces que se unian a la mia alabando al Señor por la mañana en los Laudes, vuestras palabras de consuelo cuando alguna vez me he confesado con vosotros o cuando he oido algunas de vuestras confidencias que las guardo en mi corazón para siempre. Cuando he oido tambien de vuestros miedos, de vuestros temores algunas veces fundados otras veces infundados. Vuestra sonrisa, vuestra risa contagiosa, vuestros modales, incluso vuestras salidas de pata de banco, aguantando y consintiendo las mias.

Que más puedo deciros. Espero que sepais comprender este desahogo que hoy 30 de diciembre de 2015 me viene a la mente y me ha dado por ponerlo por escrito, aqui en la soledad de esta habitacion, en la casa de los Martires, en la casa donde todos nosotros pasamos por muchos y variados momentos. En la casa del Escolasticado. Parece una paradoja, despues de haber recorrido tantas casas de la provincia, he venido a dar a una casa de la que salí. A una casa de la que parti hace ya más de veinticinco  años,despues de haber celebrado los 25 de vida religiosa, los 25 de sacerdocio, pensando que nunca iba a llegar eses momento.

 

Hoy por hoy me siento como en casa. Me encuentro expectante de mi futuro. Me siento implicado en mi formacion y en el aprendizaje de una nueva lengua, a mis 50 años. Me viene a la memoria la experiencia de un oblato al que admiramos muchos de nosotros que se fue de misiones  a los sesenta años y todavia sigue dando el callo, con una edad que pasa de los 95. Esto es lo que demuestra que la vida religiosa tiene mucho futuro. Que es una vida que proporciona felicidad, que la entrega a los demás haciendo lo que tenemos que hacer colma todos los anhelos que imaginamos, que puede imaginar cualquier ser humano.

Que hay momentos bajos? pues claro que los hay, pero seguro que son los menos.O por lo menos vosotros demostráis siempre con una sonrisa, que aunque lo pasemos mal, nunca es para tanto.

Agradezco igualmente cuanto he aprendido de vosotros, de vuestras ideas y de vuestras realizaciones y proyectos. Se puede decir que vosotros no hablais de oidas no hablais solo de lo que os han contando, que vosotros hablais de lo que habéis vivido, de lo que habéis sufrido y de lo que habé experientado. Muchas veces no hablais de lo que ois, sino de lo que habeis palpado.

Me vienen a la mente aquellas bellas palabras de Juan cuando en la plenitud de su vida, a decir de sus interpretes, hablaba de lo que ” hemos visto, lo que hemos palpado , lo que hemos tocado del Verbo del a vida.”.

Ahora solo me queda deciros  “gracias”, gracias por se lo que sois, por haber vivido lo que habeis vivido lo que nadie os puede quitar, gracias por haber sido mis modelos y en quienes en ocasiones me he visto reflejado. Gracias porque me habeis enseñado que la vida a veces es dolorosa, que es crucificante pero sobre todo es Apasionante. Los que llevais tantos años en el minsiterio habéis significado para mi el modelo a seguir. El camino que debo recorrer. Ya no me queda mas que deciros esas pocas letras formando un nombre, deciros que para mi habeis sido Verbos, no sustantivos.

Trabajar, orar, sentir, gozar, perdonar, servir, escuchar, vivir, llorar, sufrir, amar, reir, padecer , soportar, sobrellevar, acariciar, mantener, sobrellevar, mirar, callar, hablar, susurrar, esperar, contemplar, palpar, comunicar, respirar, morir, vivir, lanzar, recoger, palpitar, realizar, comprobar, comparar, escribir, cantar, saltar, disfrutar, y tantas y tantas acciones mas que definen vuestro “movimiento”  Porque os considero seguidores del mismo a quien dia a dia itento seguir con mis equivocacioens, con mis fallos, con mis aciertos y mis desaciertos.

Os cuento un secreto: os admiro. Os quiero . Os envidio, Os respeto, Os miro y os digo: no olvideis que alguien os quiere, que alguien de los vuestros, porque me siento así os tiene dentro, muy dentro y siempre dentro de mi corazon de la vega del Cea.

Gracias por ser como sois:

Dedicado al P . Fortunato, al P. Tomas,  hno Nicolás , hno Alfredo, al P. Camilo, Ernesto, Chema,  Fontecha, Fermin, Aladino, Pintado ,  Rafa, Misael, Alfredo, Juan Manuel, Pintado, Pacho, Otilio, Lucas, asi como a los que no estan y estuvieron o no me acuerdo, a todos vosotros , gracias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Palabras no tan simples

Vocabulario de la vida –

1. Pequeño diccionario para entender más profundamente el significado de algunas palabras muy importantes en la vida de cualquier persona, explicadas con el sentimiento, sin la formalidad de las reglas gramaticales o ataduras filosóficas. ¡Lindo además ! Texto de Luiz Gonzaga Pinheiro
2. El siguiente texto fue tomado del libro: “ El hombre que vino de la sombra”
3. Vocabulario de la Vida
4. Amigo : Es alguien que se queda para ayudar cuando todos los demás se alejan. Adiós : Es cuando un corazón que se va deja la mitad con quien se queda.
5. Amor al próximo : Es cuando un extraño pasa a ser el amigo que todavía no abrazamos. Caridad : Es cuando una persona tiene hambre y compartimos con ella la única galleta que tenemos.
6. Cariño : Es cuando no encontramos ninguna palabra para expresar lo que sentimos y hablamos con las manos, colocando una caricia en cada dedo. Celos: Es cuando el corazón se retuerce porque no confia en sí mismo.
7. Adoctrinamiento: Es cuando una persona conversa con el Espíritu colocando el corazón en cada palabra. Cordialidad: Es cuando amamos mucho a una persona y tratamos a todos los demás como a ella. Evangelio: Es un libro que sólo se lee bien con el corazón.
8. Evolución: Es cuando avanzamos y sentimos el deseo de buscar a los que van quedando atrás. Hijos: Es cuando Dios pone una joya en nuestras manos y nos recomienda cuidarla.
9. Fe: Es cuando una persona dice que va a escalar el Everest y su corazón ya lo considera un hecho. Comprensión: Es cuando un anciano camina lentamente delante de nosotros y, aunque tenemos prisa, no lo apuramos .
10. Envidia: Es cuando una persona todavía no descubrió que puede ser mejor que otra. Enemistad: Es cuando una persona empuja bien lejos la línea del afecto. Lealtad: Es cuando una persona prefiere morir a traicionar a quien ama.
11. Lágrima: Es cuando un corazón triste pide a los ojos que hablen por él. Luto: Es una espina en el corazón que tarda en desaparecer.
12. Maldad: Es cuando arrancamos las alas al ángel que deberíamos ser. Muerte: Es una separación con aroma de eternidad. Perfume: Es cuando reconocemos a quienes nos agradan, aun con los ojos cerrados.
13. Nietos: Es cuando Dios envía ángeles para alegrar a los abuelos. Orgullo: Es cuando una persona se siente hormiga y quiere convencer a los demás de que es un elefante.
14. Odio: Es cuando plantamos trigo todo el año, esperando que madure, y una persona lo quema todo en un día. Perdón: Es liberar al corazón del peso de una enorme piedra.
15. Paz: Es el premio de quien cumple honestamente con su deber. Pesimismo: Es cuando una persona pierde la capacidad de ver la vida en colores.
16. Rabia: Es cuando colocamos una muralla en el camino de la paz. Pereza: Es cuando un virus entra en la voluntad y la enferma. Simplicidad: Es el comportamiento de quien comienza a ser sabio.
17. Sexo: Es cuando una persona ama tanto a otra que desea vivir dentro de ella. Nostalgia: Es cuando, estando lejos de algo querido, sentimos deseos de volar para reencontrarlo.
18. Superfluo: Es cuando nuestra sed necesita una gota de agua y pedimos un río entero. Soledad: Es cuando estamos rodeados de gente, pero nuestro corazón no ve a nadie alrededor.
19. Ternura: Es cuando alguien nos mira y sus ojos brillan como dos estrellas. Sinceridad: Es cuando nos expresamos como si la persona a quien nos dirigimos estuviera al otro lado del espejo. Vanidad: Es cuando una persona abdica de su esencia a favor de otra; generalmente peor.
20. Créditos Libro: El hombre que vino de la sombra Autor: Luiz Gonzaga Pinheiro Música: Edelweiss Instrumental Formato: [email_address]

Varias maneras de amar

24maneras de amar

1-.Aprenderse los nombres de la gente que trabaja con nosotros o de los que nos cruzamos en el ascensor y tratarles luego por su nombre.
2-.Estudiar los gustos ajenos y tratar de complacerles.
3-.Pensar, por principio, bien de todo el mundo.
4-.Tener la manía de hacer el bien, sobre todo a los que no se la merecerían teóricamente.
5-.Sonreír. Sonreír a todas horas. Con ganas o sin ellas.
6-.Multiplicar el saludo, incluso a los semiconocidos.
7-.Visitar a los enfermos, sobre todo sin son crónicos.
8-.Prestar libros aunque te pierdan alguno. Devolverlos tú
9-.Hacer favores. Y concederlos antes de que terminen de pedírtelos.
10-.Olvidar ofensas. Y sonreír especialmente a los ofensores.
11-Aguantar a los pesados. No poner cara de vinagre escuchándolos.
12-Tratar con antipáticos. Conversar con los sordos sin ponerte nervioso.
13- Contestar, si te es posible, a todas las cartas.
14-Entretener a los niños chiquitines. No pensar que con ellos pierdes el tiempo.
15- Animar a los viejos. No engañarles como chiquillos, pero subrayar todo lo positivo que encuentres en ellos.
16- Recordar las fechas de los santos y cumpleaños de los conocidos y amigos.
17- Hacer regalos muy pequeños, que demuestren el cariño pero no crean obligación de ser compensados con otro regalo.
18-Acudir puntualmente a las citas, aunque tengas que esperar tú.
19- Contarle a la gente cosas buenas que alguien ha dicho de ellos.
20-Dar buenas noticias.
21 No contradecir por sistema a todos los que hablan con nosotros.
22- Exponer nuestras razones en las discusiones, pero sin tratar de aplastar.
23- Mandar con tono suave. No gritar nunca.
24- Corregir de modo que se note que te duele el hacerlo.

La lista podría ser interminable y los ejemplos similares infinitos. Y ya sé que son minucias. Pero con muchos millones de pequeñas minucias como éstas el mundo se haría más habitable.

Jose Luis Martin Descalzo