Nuestros Beatos

La congregacion de los misioneros oblatos de María Inmaculada, ha vivido como miembros de su provincia religiosa en España , las consecuencias de la persecución religiosa: primero fue el seminario menor en Urnieta (Guipuzcoa) que fu totalmente destruido por las llamas y seguidamente bombardeado desde el mar; el seminario Mayor o escolasticado de Pozuelo, que fue requisado por el Comité revolucionario y transformado en una prisión; la casa provincial de Madrid, en Diego de León, que fue ocupada sin previo aviso y fueron expulsados los religiosos que se encontraban presentes, teniendose que refugiar en diversas embajadas.
La Provincia de España , se mantuvo fiel a su carisma misionero, había abierto nuevas fundaciones en Uruguay y Argentina, se vio privada en breve tiempo, en menos de 4 meses de 22 religisos; el Superior Provincial, cuatro formadores del escolasticado, tres hermanos coadjutores que, con plena dedicación, colaboraban con los formadores en las diversas tareas de la casa y 15 escolasticos , religiosos seminaristas (uno de ellos era a penas un neosacerdote) que estaba realizando sus estudios de filosofía y teología y se preparaban para llevar un día el mensaje del Evangelio, allí donde como misioneros , discípulos del Maestro fueran invitados.

Sus nombres : Francisco Esteban Lacal, Vicente Blanco Guadilla, José Vega Riaño, Juan Antonio Pérez Mayo, Gregorio Escobar García, Juan José Caballero Rodríguez, Justo Gil Pardo, Manuel Gutiérrez Martín, Cecilio Vega Domínguez, Publio Rodríguez Moslares, Francisco Polvorinos Gómez, Juan Pedro Cotillo Fernández, José Guerra Andrés, Justo González Llorente, Serviliano Riaño Herrero, Pascual Aláez Medina, Daniel Gómez Lucas, Clemente Rodríguez Tejerina, Justo Fernández González, Ángel Francisco Bocos Hernando, Eleuterio Prado Villarroel e Marcelino

 

http://octasvega.wix/martiresomi

Anuncios